Espacio en blanco,
Jaume Vidal

Jesús Galdón (Barcelona, 1967) ha escogido un titulo al estilo de Prince para nombrar su última exposición: ( ), el signo ortográfico del paréntesis. En él, no se encierra ninguna frase, sino un espacio en blanco, un punto de partida del trabajo que desarrolla cualquier artista. Galdón ha utilizado en diferentes ocasiones el bastidor y el lienzo en blanco como una creación en sí misma. En una de las piezas se presentan, a modo de instalación, dos grandes bastidores en el centro de una sala. Uno, con la tela tensada, está listo para ser pintado. Tras éste, otro en el que ha sustituido el lienzo por una superficie reflejante que muestrra la parte trasera del bastidor. Para Galdón, el mundo previo a la realización artística es tan fascinante como la propia pieza. "En el proceso pictórico, el blanco es el espacio en donde se produce la reflexión", dice él en un texto que complementa la exposición. Alude al proceso mediante el cual el creador intenta aprehender y comprender la realidad que le envuelve mediante la práctica artística. Su trabajo está en fase de maduración y en él puede hallarse la frescura del creador que siempre quiere probar nuevos caminos. Su trayectoria se ha caracterizado por el encuentro de soportes y expresiones artísticas diferentes. Podríamos hablar de arte conceptual, en el sentido ya aludido de que el arte es un proceso de conocimiento, de análisis y de pensamiento. Pero es también su trabajo un gusto por la materia y su transformación. En medio de oscilaciones estilísticas y de soportes, entre las que están visión del land-art expresado en dos fotografías que se presentan en la exposición, hallamos en el trabajo de Galdón una preocupación por encajar el pasado con el momento presente. Tanto desde el punto de vista personal como de herencia cultural filosófica y artística. Sus obras inciden en este aspecto rindiendo homenaje a artistas como Magritte o Durero. Parece, también, dejar más al margen un cierto contenido narrativo para ahondar más en el pensamiento.

Jaume Vidal
Crítico de arte
Diario El Pais, 10 de junio de 2000